miércoles, 2 de abril de 2014

Farolas de la Plaza del Ayuntamiento de Vic (1910-1924)

Farolas de Gaudí en la Pza. del Ayuntamiento de Vic en 1911
Fueron construidas en 1910 con elementos de basalto verticales sobrantes de las obras de la Cripta Güell, agrupados y apoyados en uno central más alto, del que penden unos brazos de hierro forjado, dejando traspasar la  luz entre sus filigranas. Fueron ideadas por Gaudí cuando pasaba unos días en casa de sus amigos los Rocafiguera, debido a una depresión nerviosa. Una de esas tardes, preguntó a sus amigos: “¿Cómo se llama esa planta?”, señalando un largo tallo con hojas lanceoladas y campanillas rojizas, que reciben el nombre de “pendientes de la reina”. Nada hay de raro en esa estrambótica (para algunos) creación, que además obstaculizaba el tránsito de los vehículos que comenzaban a circular por la ciudad, y producía un estruendoso sonido cuando el viento agitaba sus colgantes. Encima se había hecho habitual que la gente hiciera sus necesidades entre las grietas de sus piedras. Gaudí, como tantas otras veces, había atrapado las secretas herencias de la Naturaleza, trasladando a hierro las delicadas flores colgantes del jardín de sus amigos, en la calle Cassadó. Pero la dictadura de Primo de Rivera no veía con buenos ojos la obra de un catalán, promovida por otro catalán (el obispo Torres i Bages), en homenaje a otro catalán (Jaume Balmes). Esto, unido a las demás quejas antes mencionadas, hizo que finalmente el 12 de agosto de 1924 las farolas fuera derribadas y demolidas, usando los desperdicios para asfaltar carreteras y perdiéndose para siempre una original obra gaudiniana.
Evolución de las farolas en 1911 hasta 1924 en que son finalmente derribadas y posteriormente demolidas

No hay comentarios:

Publicar un comentario